Consumo y Mercantil

Cómo realizar un alquiler de bienes muebles

Cómo realizar un alquiler de bienes muebles

A diferencia de un bien inmueble, los muebles son aquellos bienes que pueden trasladarse de un lugar a otro. Los casos más comunes entre estos contratos son los de alquiler de vehículos./p>

Cuando se requiere alquiler un bien mueble, existen algunas variables que deben considerarse. El primer paso es evaluar el estado de ese bien y si cumple con las expectativas del arrendatario.

El segundo aspecto importante, es la forma cómo será negociado el bien mueble. Es importante que el arrendatario conozca sus derechos y deberes al momento de fijar el negocio.

Modalidades de contratación

Una vez que hemos decidido optar por un contrato de alquiler para bienes muebles, hay muchas opciones. En el caso de vehículos, los métodos más utilizados son el renting, el leasing y la compra con préstamo.

Renting

Se trata de un contrato de alquiler de vehículos o cualquier otro bien mueble, que puede contratarse en diferentes modalidades. El arrendatario abona una cuota, que normalmente incluye los costes derivados del mantenimiento del bien. Los vehículos u otros bienes muebles, son propiedad de la empresa o arrendador.

Para ser formalizado, es suficiente con el consentimiento de las dos partes.

Leasing

En este caso, se trata de un arrendamiento a largo plazo, pero con opción a compra. Debe incluirse de forma obligatoria el derecho de compra. El objetivo de estos contratos es la compra final del bien o vehículo. Otra cosa es que el usuario pueda decidir declinar en ese momento final el ejercicio del derecho. 

El contrato se formaliza ante una entidad de crédito.

Con el leasing se transfieren los beneficios derivados de tener el bien, pero también los riesgos inherentes al mismo. El arrendatario asume los gastos derivados, de mantenimiento, etc.

Compra con préstamo

En este caso, la compra del bien se realiza a través del préstamo de una entidad financiera. El arrendatario debe asumir los costes de formalización del contrato, y una cuota periódica (capital más intereses). Los costes y gastos derivados del mantenimiento pasan al comprador.

Cómo leer el documento de alquiler

En un contrato de alquiler se debe especificar el tipo de mueble que se renta, así como su costo mensual y la forma de pago. Además, el tiempo de duración del mismo.

También se incluyen las normativas, derechos y deberes de ambas partes. En un documento de este tipo, no debe faltar el uso destinado del bien mueble.

gualmente, se incluye un detalle del estado en el que fue entregado el objeto. Al igual que las condiciones en las que debe ser devuelto. 

En la mayoría de los casos, los arrendadores solicitan un depósito o fiador como garantía para la contratación. Es importante poner atención a las condiciones de esa garantía.

En el documento se debe indicar cuándo y de qué manera será devuelto el depósito una vez terminado el contrato. También constarán las razones por las que se podría perder este depósito.

La misma información se aplica para el caso de fiadores. Las responsabilidades del avalador deben ir indicadas también en el contrato y la forma de pago.

Otras consideraciones en el contrato de alquiler

Algunas contrataciones tienen consideraciones adicionales como la posibilidad de subarrendar el objeto. También puede existir la opción de ceder el contrato a otra persona.

Respecto al seguro del mueble, algunos arrendadores prefieren tener esta alternativa como garantía. En estos casos, el valor de este servicio se incluye en el pago mensual que realiza el arrendatario.


En MilContratos.com te ofrecemos este documento legal:

 Contrato de arrendamiento de bien mueble