Consumo y Mercantil

Realizar una compraventa de vehículo usado

Compraventa de vehículo usado

Comprar y vender vehículos de segunda mano es una transacción comercial bastante ordinaria. Por necesidad, preferencia y motivos personales o profesionales, son muchos los compradores y vendedores que deciden traspasar o adquirir un vehículo, sin pasar por un concesionario, sin utilizar los servicios de una asesoría, etc.

Ambas partes de la transacción deben tener claras las reglas del juego, para que esta operación comercial se ejecute sin sorpresas. Por el bien común, los términos bajo los cuales se debe redactar un contrato de compraventa tienen que estar muy claros para todos los involucrados.

Qué dice un contrato de compraventa de un vehículo usado

Lo primero que deben acordar vendedor y comprador es el precio. Lo “tradicional” en estos casos, es que quien va a vender fije el monto que considere justo y que espera recibir a cambio del bien que está ofertando. Posibles compradores presentarán contra ofertas, tratando de obtener un precio sensiblemente inferior al originalmente ofrecido.

Acordada la cantidad, lo siguiente es establecer las condiciones de la transacción, que deben –sin excepciones- quedar asentadas dentro del contrato de compraventa.

Se trata de un acuerdo de carácter privado, vinculante para las partes firmantes (vendedor y comprador). Se aplica para transacciones que impliquen el intercambio a cambio de dinero (o algún otro bien o servicio pactado) de vehículos usados (coches de uno particular, taxis, motos, vehículos de transporte de pasajeros o de carga, etc.).

Los términos del contrato

En el cuerpo del texto, deben quedar muy claros los siguientes aspectos

  • Quién compra.
  • Quién vende.
  • El bien objeto de la transacción comercial, sin escatimar detalles respecto a: marca, modelo, uso (kilometraje recorrido), permiso de circulación, número de matrícula, seriales de motor y carrocería, fecha de la próxima Inspección Técnica, entre otros aspectos que se consideren oportunos.
  • Adicionalmente, debe especificarse si el cambio de propiedad del vehículo incluye accesorios instalados después de que el coche saliese del concesionario, como reproductores de audio y/o video, rines y cauchos especiales, etc.
  • Precio acordado por la transacción, así como el método de pago (de contado, cheque, efectivo, a plazos, etc.).
  • El vehículo necesariamente, para afrontar el proceso de compraventa, debe estar libre de cargas tributarias. En el contrato, el vendedor tiene que dar fe y garantías de que efectivamente, el bien traspasado cumple con este precepto.
  • En caso que el vehículo en el pasado hubiese estado envuelto en un siniestro o accidente de tráfico, esto también tiene que quedar por escrito dentro del contrato de compraventa. De la misma manera, se deben dar detalles de la evaluación de daños por parte de peritos especializados en la materia, así como de las reparaciones a las que debió someterse al coche, antes de recuperar la operatividad.
  • También se debe aclarar algún uso, fuera de servir de vehículo particular o familiar, que en el pasado se le haya dado al coche objeto de la operación.
  • Establecer los gastos legales que genera la transacción comercial (contratos, notarías, abogados, etc.).
  • Por último, se indica el lugar en el que se realiza la operación, así como la fecha.

Comprador y vendedor deben firmar dos originales y cada uno conservar un ejemplar del contrato realizado. 


En MilContratos.com ponemos a tu disposición estos contratos:

 Contrato de compraventa de vehículo usado entre profesional y particular

 Contrato de compraventa de vehículo de segunda mano entre particulares