Consumo y Mercantil

Contrato de Vending: todo lo que hay que saber

Contrato de Vending

El Vending es la venta de productos a través de máquinas expendedoras. Los productos se obtienen introduciendo billetes, monedas o tarjetas y pulsando un botón para seleccionar la mercadería deseada.

 A través de estas máquinas se puede vender: desde un café o una botella de agua, hasta medicamentos, teléfonos móviles o cualquier otro producto. Cuando el propietario de una de estas máquinas llega a un acuerdo con el dueño de una empresa o negocio para colocar su máquina en el local de este, las partes deben firmar un contrato. Pero ¿cómo funciona el acuerdo?, y ¿qué debe contener el contrato de Vending?

¿Cómo funciona el Vending?

En el Vending existen dos partes: el dueño u operador de las máquinas y el cliente que las adquiere para instalarlas en su local comercial. El operador será el responsable de proveer los productos que se expenden en las máquinas: bebidas, paquetes de galletas, chocolates, suministros para la preparación del café, etc.

El operador o dueño de la máquina también deberá garantizar el buen funcionamiento de esta. Para ello deberá ofrecer el mantenimiento necesario, así como el servicio de reparación en caso de avería. A pesar de que existen máquinas distribuidoras de una gran variedad de productos, las más comunes son las de alimentos y bebidas.

¿Qué datos debe incluir el contrato de Vending?

Para que el Vending sea exitoso y para evitar problemas futuros, es importante establecer un contrato entre las partes, donde se incluyan de forma clara algunos datos importantes. Existen algunos elementos legales necesarios, que deben estar presentes en un contrato de este tipo: es el caso los costos, el tiempo de duración del contrato, las condiciones para su terminación, etc.

Junto a lo anterior, se deben incluir otras informaciones importantes, como por ejemplo determinar de forma precisa el tipo de productos que se podrán vender y si se permite o no la instalación de otras máquinas que pertenezcan a la competencia. También es importante incluir una cláusula donde el dueño u operador de las máquinas se comprometa a mantenerlas siempre surtidas de productos.

De igual manera, es necesario estipular las condiciones del mantenimiento, así como las condiciones del servicio técnico en caso de avería.

Reclamaciones y problemas con las máquinas

A la hora de definir cuál de las partes debe asumir la responsabilidad en caso de reclamaciones de los usuarios o problemas con las máquinas, la legislación aplicable a este tipo de contratos no contempla nada de forma expresa.

En la práctica, generalmente es el operador o dueño de las máquinas quien se hace cargo de esta situación. Al conocer mejor el funcionamiento de las máquinas auto expendedoras y ser suministrador del servicio técnico, sería el responsable natural de las reclamaciones o problemas que pudieran existir.

El contrato de vending también podrá estipular otra cosa. Todo dependerá del acuerdo al que hayan llegado las partes; lo importante es que esta información esté explícita en el contrato.

Los permisos de funcionamiento

En cuanto a los permisos de funcionamiento que se deben obtener para el funcionamiento de las máquinas, la ley tampoco es clara al respecto. A pesar de ello, normalmente es el cliente quien asume esta responsabilidad.

La legislación puede variar de una Comunidad Autónoma a otra. El cliente se encargará de solicitar el permiso de funcionamiento, ante las autoridades de la localidad donde se encuentran instaladas las máquinas.


En MilContratos.com encontrarás este contrato:

 Contrato de vending