Consumo y Mercantil

Derechos de autor, cómo protegerlos

Derechos de autor

El “fenómeno internet” ha traído como consecuencia muchas facilidades para la creación de obras y divulgación de ideas. Sin embargo, se ha demostrado que facilita también el plagio y la falsificación de intelectual. Por ello, proteger los derechos de autor es fundamental para investigadores, estudiantes, científicos y artistas de todos los géneros.

¿Qué son los Derechos de autor?

Los derechos de autor comprenden normas jurídicas que garantizan los derechos patrimoniales y morales de los autores sobre sus obras. Abarcan producciones artísticas, literarias, científicas, didácticas y musicales, sean inéditas o ya publicadas.

La protección autoral se aplica solamente al contenido y su forma de expresión, no abarcando métodos, ideas o conceptos.

Formalmente, se dividen en 4 áreas:

  • Derecho patrimonial.
  • Derecho moral.
  • Derecho de reproducción.
  • Derecho de integridad.

La parte patrimonial de los derechos de autor es actualmente la más explorada y desarrollada. Quedó internacionalmente conocida como “copyright” (o “derecho de copia”), término utilizado por el derecho anglosajón.

Una obra se vuelve de dominio público cuando vencen sus derechos patrimoniales. Ello generalmente sucede cuando trascurre un plazo previamente determinado desde la muerte del autor. Para el derecho europeo, este plazo es actualmente de 70 años.

Aunque haya vencido el derecho patrimonial, se deben respetar los derechos morales del autor al usar o mencionar una obra. Los derechos morales no vencen con el tiempo y son irrenunciables.

Los derechos autorales empiezan a afirmarse en el siglo XVIII, con el Estatuto de la Reina Ana. Y posteriormente son considerados como un derecho humano esencial por la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

¿Por qué es tan importante proteger los derechos autorales?

Proteger una obra con los derechos de autor es fundamental para preservar su integridad y garantizar la legítima autoría. Además, puede ayudar a impedir los usos indebidos o inconscientes de las creaciones.

Teóricamente, el autor “adquiere” el derecho sobre su obra automáticamente gracias a la creación, no siendo necesario registrarla oficialmente. El problema es comprobar posteriormente la autoría en caso de plagio o robo de contenido.

Por ello, fueron creadas técnicas y herramientas que permiten conferir formalidad al derecho autoral. Significa que el autor gana medios concretos para demostrar su derecho inalienable sobre su obra.

A continuación, mostramos como proteger los derechos de autor y evitar el plagio de las creaciones

¿Cómo proteger tus derechos de autor en España?

1- Proteger tu contenido

Estas técnicas valen para contenidos de todos los géneros y finalidades.

  • Hacer copias físicas debidamente fechadas.
  • Definir y mantener el estilo durante la confección del contenido.
  • Preservar y archivar rastros durante la producción: borradores, planos, maquetas, etc. 

2- Registrar copyright

El copyright es la forma más simple y eficiente de oficializar el derecho sobre tu obra y evitar plagios. Basta registrarla en una sociedad de autores, un notario, un sobre sellado, o frente a un representante judicial.

3- Evitar y/o detectar plagio de contenido textual

Se recomienda preferir algún programa o aplicativo online especializado en detectar plagio de textos. Para búsquedas básicas, se pueden utilizar las opciones gratuitas, como el Plagiarism o el Wordcheck.

4- Evitar y/o detectar plagio de imágenes

Para detectar el plagio de imágenes, es preferible utilizar el Tin Eye. Esta herramienta posee un motor de búsqueda que permite verificar la utilización ilegal de imágenes. Basta cargar la imagen desde un archivo o una URL para empezar la búsqueda.

Los derechos de autor ayudan a valorizar tu tiempo y esfuerzo de producción. Tu obra es parte del trabajo de una vida: preservarla es fundamental.