Consumo y Mercantil

Qué debo hacer para reclamar una deuda

Cómo reclamar una deuda

Saber cómo reclamar una deuda oficialmente es esencial para posicionarse correctamente frente a deudores y a los órganos judiciales. A continuación, veremos los principales mecanismos disponibles para hacer valer la reclamación.

Mecanismos para reclamar una deuda: qué son y qué deben contener

Los mecanismos normales para reclamar una deuda consisten en cartas, comunicados o contratos elaborados por el acreedor. Su función es expresar de forma fehaciente una deuda, fechas y valores, para exigir el pago por parte del deudor.

Pueden ser aplicados a cualquier tipo de deuda, incluyendo a las que no fueron documentadas oficialmente.

El documento de requerimiento de pago debe contener los siguientes datos:

  • Fecha y local de elaboración.
  • Datos del acreedor: nombre completo, documentos de identificación, dirección, contacto, etc.
  • Datos del deudor: todos los conocidos o rastreables.
  • Detalles de la deuda: tipo de deuda, valores, fechas, lugares, forma y términos de negociación, plazos para pago, intentos de acuerdo, finalidad del préstamo, etc.
  • Motivo de la cobranza y valor pretendido para el pago total de la deuda.
  • Firma del acreedor.

Es indispensable asegurar que el documento y su contenido sean fehacientes. Por ello, se debe adjuntar constancias de remisión y de recepción.

¿Por qué es importante realizar un requerimiento de pago?

Muchas veces, el deudor se refugia de sus obligaciones morosas al alegar que desconocía la deuda. La función del requerimiento de pago es justamente oficializar el reclamo y notificar el deudor de la cantidad adeudada.

Además, permiten evitar o disminuir los costos procesales que pueden ser determinados por el Juzgado.

Reclamar una deuda: contratos de reconocimiento

¿Qué puede hacer el deudor para minimizar el daño y re negociar su deuda morosa? La mejor herramienta para resolver amistosamente este incumplimiento consiste en la emisión de un contrato de reconocimiento de deuda.

El contrato de reconocimiento de deuda es definido como un documento jurídico donde el autor reconoce la existencia de una deuda. Expresa también su decisión y voluntad de (re)negociar y cumplir su obligación frente al acreedor. 

Dicho documento es prueba suficiente de la existencia y validez de dicha deuda, según lo previsto en el Código Civil. Puede ser validado para deudas establecidas entre particulares, entre empresas y personas civiles, y frente a obligaciones impositivas.

Los acreedores también pueden intentar una mediación al incentivar el deudor a firmar dicho contrato. Es una forma inteligente de reclamar una deuda, pues evita gastos, litigios y conflictos innecesarios para ambos lados.

¿Cómo finalizar un contrato de reconocimiento de deuda?

La fecha de expiración del contrato de reconocimiento de deuda depende del cumplimiento y los plazos establecidos en la renegociación.

La cancelación se puede dar gracias al cumplimiento de la obligación morosa, en lo mejor de los casos. Pero también puede ser motivado por la reincidencia, pasividad o rebeldía del deudor. 

Para finalizar la obligación, se deben comprobar los siguientes requisitos:

  • Vínculo contractual vigente entre deudor(es) y acreedores(es).
  • Demostrar reciprocidad y exigibilidad de las prestaciones.
  • Comprobar el cumplimiento de la obligación objeto del incumplimiento inicial.
  • Incumplimiento grave de las obligaciones estipuladas en contrato. Su apreciación dependerá de las consideraciones determinadas por Tribunales.
  • Conducta voluntaria del incumplidor: actitudes que demuestren inactividad, pasividad o rebeldía al cumplir con el pago.

Vale la pena aclarar que la cancelación del contrato de reconocimiento no implica el resarcimiento de daños y perjuicios. El acreedor deberá buscar formas litigiosas para reclamar una deuda y comprometer judicialmente al deudor.


En MilContratos.com te ofrecemos el siguiente documento legal:

 Requerimiento de pago de deuda