Consumo y Mercantil

Resolución contractual y devolución de cantidades por un servicio no prestado a consumidores por causa del COVID-19

Servicios no prestados

El Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo provocó que numerosos servicios, como gimnasios o academias, no pudieran ser disfrutados por los consumidores y usuarios ante la imposibilidad de ser prestados.

Para paliar el impacto para los consumidores, el Real Decreto 11/2020, de 31 de marzo, introduce un conjunto de medidas aplicables a los contratos de prestación de servicio, sean o no de tracto sucesivo, cuya ejecución resultase imposible con la declaración del estado de alarma.

Así, el artículo 36 reconoce el derecho de todos los consumidores y usuarios para la resolución del contrato en un plazo de 14 días, pero si bien se suspendió por la propia declaración del estado de alarma, los plazos volvieron a  reanudarse el pasado 4 de junio por medio del artículo 10 del RD 537/2020. De esta forma, cualquier usuario y consumidor tiene hasta el 17 de junio para ejercer el derecho de resolución de su contrato.

Ahora bien, la resolución sólo podrá ser estimada cuando, con base a la buena fe, no exista fórmula de recuperación o revisión de los servicios no disfrutados que satisfaga el interés de ambas partes. De esta forma, se podrá ofrecer bonos sustitutorios, vales compensatorios, la minoración de próximas cuantas y, en general, cualquier otra fórmula que permita recuperar los servicios no prestados.

En el caso de que transcurridos 60 días desde el ejercicio del derecho de resolución, ambas partes no llegasen a un acuerdo para la recuperación de los servicios o las diferentes alternativas no fueran del interés del consumidor, éste deberá ser reembolsado con las cantidades abonadas y no disfrutadas correspondientes al periodo de tiempo en la que los servicios no pudieron ser prestados. En este último caso, el reintegro de las cantidades correspondientes deberá ser realizado en los siguientes 14 días una vez trascurridos el periodo de 60 días para la revisión de los servicios, teniendo que abonar la empresa la cantidad en la misma forma en la que se produjo el pago.

Con todo ello, cualquier consumidor y usuario tiene hasta el próximo 17 de junio para ejercer su derecho a la resolución del contrato y, en el caso de no alcanzar un acuerdo con la empresa  o no ser de su interés, tendrá lugar la devolución de las cantidades abonadas correspondientes al tiempo en el que el servicio no fue disfrutado.

Junto con los servicios más habituales de gimnasio, academias, guardería o abonos culturales, el deporte no ha sido ajeno a esta problemática. Así, todos los aficionados a sus clubes que tengan abono para presenciar los partidos de su equipo tendrán derecho a resolver el contrato hasta el 17 de junio para el reintegro de las cantidades por los partidos no disfrutados, buscando previamente alguna fórmula de recuperación con su Club, como compensación en el abono de la temporada siguiente o descuento proporcional en la tienda. En el caso que el abonado no pueda o no quiera aceptar la propuesta, el Club deberá devolver las cantidades correspondiente con los partidos incluidos en el abono que no ha podido presenciar el aficionado como consecuencia del estado de alarma.

Hace unos días, David Gutiérrez, abogado especialista de derecho deportivo de MilContratos, analizó para el periódico ‘El Confidencial’, la problemática surgida a raíz del reembolso de los abonos de temporada en el mundo del deporte, texto que se puede consultar en el siguiente enlace.

El ejercicio del derecho de resolución por parte del consumidor o usuario deberá hacerse por escrito, garantizando su recepción a la empresa. A tal efecto, MilContratos ofrece los siguientes documentos para el ejercicio del derecho de resolución como consecuencia del Covid-19:

 Reclamación para resolución contractual y devolución de los pagos realizados por un servicio no prestado por causa del COVID19

 Reclamación para resolución contractual y devolución de las cantidades por un abono de temporada deportiva por causa del COVID19