El derecho de desistimiento del consumidor

  Tiempo de lectura:

El derecho de desistimiento es la facultad que tiene atribuido el consumidor o usuario para arrepentirse de la contratación realizada, sin necesidad de justificar el por qué. Para ello se dispone un plazo determinado para que se pruebe el producto.

El Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la defensa de consumidores y usuarios, le dedica un capítulo entero al derecho de desistimiento, sentando como base las disposiciones generales en la contratación con consumidores o usuarios.

En este sentido, los arts. 68 y ss. Del Capítulo II de esta normativa, determina cual es el contenido y el régimen del derecho de desistimiento, la obligación de información, formalidades para su ejercicio, plazo para su ejercicio, etc. Esta ley señala que el derecho de desistimiento de un contrato es la facultad del consumidor y usuario de dejar sin efecto el contrato celebrado, notificándoselo así a la otra parte contratante en el plazo establecido para el ejercicio de ese derecho, sin necesidad de justificar su decisión y sin penalización de ninguna clase.

Ahora bien, ¿el consumidor o usuario puede desistir siempre? Para dar respuesta a ello, hay que tener en cuenta que en los contratos celebrados a distancia el art. 102 de esta ley, señala que salvo las excepciones previstas en el art. 103, el consumidor y usuario tendrá derecho a desistir del contrato dentro de un período de 14 días naturales sin indicar el motivo, y sin incurrir en ningún coste distinto (Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de 3 de septiembre de 2009,asunto C-489/07, también conocida como el “caso Messner”). Así pues, si se dan algunos de los supuestos del art. 103 como son los casos de suministro de bienes que puedan deteriorarse o caducar con rapidez, o bienes precintados que no sean aptos para ser devueltos por razón de protección de la salud o de higiene y que hayan sido desprecintados tras la entrega, etc. Y en todos los demás casos mencionados en el artículo, se exceptuará el derecho de desistimiento, que no podrá ser ejercido por el consumidor o usuario.

La citada sentencia del caso Messner añade que “si bien la Directiva 97/7 tiene por objeto concederle derechos que vayan más allá de lo necesario para permitirle ejercer últimamente su derecho de rescisión”.

Equipo MilContratos.com

¿Qué es la Ley de la segunda oportunidad?

El Real Decreto-ley 1/2015, de mecanismo de segunda oportunidad, reducción de la carga financiera y otras medidas de orden social, ha introducido en nuestro país...

El pacto de permanencia en los contratos laborales

Consiste en el acuerdo realizado entre el empleador y el trabajador, obligándose éste último a no extinguir la relación laboral durante un determinado periodo de tiempo....