La figura del intermediario en el fútbol profesional

  Tiempo de lectura:

Los intermediarios, agentes o representantes (en este contexto son sinónimos), son parte del elenco de “actores principales” del escenario del fútbol actual. Es tal su importancia que la FIFA, desde hace algunos años, ha creado un marco normativo especial y específico para ellos, el Reglamento sobre las relaciones con intermediarios.

Según este, es Intermediario la “Persona Física o jurídica que, a cambio de una remuneración o gratuitamente, actúa como representante de jugadores y clubes con miras a negociar un contrato de trabajo o como representante de clubes en negociaciones con miras a celebrar un contrato de traspaso”.

Ese reglamento establece el marco legal mínimo necesario que deben tener en cuenta las asociaciones nacionales (Federaciones), jugadores y clubes, cuya observancia además es obligatoria, al momento de regular sus relaciones con los intermediarios.

Dentro de los aspectos que las partes deben tener en cuenta al momento de regular la relación entre intermediarios y jugadores a través de un Contrato de intermediario de futbolista profesional podríamos mencionar:

  • Los jugadores tienen el derecho de contratar (o no) a intermediarios.
  • Los intermediarios deben estar registrados en su Federación nacional.
  • Pueden ser intermediarios personas naturales y jurídicas. En caso de ser personas jurídicas, los representantes de la misma deben estar inscritos como intermediarios.
  • Está prohibido que los jugadores (y clubes) contraten como intermediarios a oficiales de FIFA o relacionados, contractualmente, con ligas, asociaciones o confederaciones.
  • Los jugadores deben inscribir en la Federación correspondiente la declaración de intermediario y el contrato que suscriba con el intermediario.
  • Los puntos mínimos del contrato serán: naturaleza de la relación jurídica (intermediación, negociación de contratos, etc.), alcance de los servicios, duración, condiciones de pago, fecha de firma, cláusula de rescisión, firma de las partes.
  • Los jugadores menores de edad podrán contratar intermediarios. Dicho contrato deberá ser firmado por el representante del menor. El intermediario no podrá cobrar por los servicios que preste al menor de edad (siempre que estén relacionados con el contrato de trabajo o cerrar un acuerdo de transferencia entre dos clubes)
  • Los jugadores deberán proporcionar la información requerida por su asociación nacional en relación con el contrato suscrito con el intermediario.
  • Los porcentajes de pago indicados por el reglamento son referenciales y orientativos.
  • El jugador puede acordar con el club que lo contrata que sea éste quien pague al intermediario las remuneraciones correspondientes.
  • Un intermediario puede representar, al mismo tiempo, a un jugador y a un club, siempre que medie la autorización de ambas partes.
  • Usualmente, existe exclusividad de parte del jugador con el intermediario (unidireccional)
  • Las asociaciones asumen la responsabilidad de imponer sanciones a los intermediarios.

A pesar del halo negativo que rodea a la figura del intermediario, consideramos que es una figura tan necesaria como honesta en el ámbito del deporte, y que de su capacidad de interlocución y negociación dependerá en mucho la mejora en la situación de sus representados.

Equipo MilContratos.com

Los eSports y los gamers, aspectos legales a tener en cuenta

Uno de los géneros recientes más populares de los videojuegos son los eSports, juegos electrónicos.Los “deportistas virtuales”, así como los del deporte físico, si alcanzan...

La inteligencia artificial y el “blockchain” en los contratos laborales

¿Quedaron atrás aquellas entrevistas de trabajo en las que solicitaban a los aspirantes realizar un dibujo para determinar ciertas habilidades? Siempre habrá un espacio para las...