Las tendencias del legaltech que revolucionarán el sector de la abogacía en España

  Tiempo de lectura:

El LegalTech está cambiando la práctica de los grandes despachos de abogados. El informe El abogado digital detalla las ocho tendencias tecnológicas en el sector legal: digitalización de la práctica legal, el abogado empoderado, cultura del dato, Inteligencia Colectiva, Legal Gig Economy, Digital Selling, servicios jurídicos bajo demanda, protección X.0.

Este informe, elaborado por el hub de conocimiento The Valley, y presentado en la jornada The Future Of Legal, celebrada con la colaboración de la Mutualidad de la Abogacía, explica que la digitalización de la práctica legal comprende los servicios de negociación y contratación online que proporcionan un flujo de trabajo simple, transparente y efectivo para enviar, firmar y almacenar digitalmente los contratos en una única plataforma.

Las tecnologías cloud computing y blockchain contribuyen a la agilización de los procesos de gestiones de contratos y la automatización de todo el ciclo de vida de los documentos legales, ofreciendo eficiencia y una experiencia del cliente positiva y fluida.

Inteligencia artificial

En el caso del abogado empoderado, la inteligencia artificial (IA) en el sector legal ha originado nuevas plataformas que permiten a los abogados redactar contratos utilizando todo el conocimiento de su firma. Los profesionales del sector tienen más control sobre sus transacciones y pueden crear y aprobar de forma automatizada contratos y monitorizar documentos legales, todo desde un único lugar. Existen herramientas que ofrecen plantillas para crear y modificar documentos legales y softwares que revisan los contratos y posibilitan su firma electrónica, facilitando al abogado la entrega de un trabajo de calidad en el menor tiempo posible.

La cultura del dato se centra en el legal analytics. El big data también ha llegado al ámbito legal con herramientas que optimizan la gestión de datos operativos y control del tiempo. Sistemas que ayudan a reducir los gastos generales, simplificar y mejorar las operaciones legales, hacer más eficiente la comunicación y facturación, hacer seguimiento de viajes, clientes, proyectos, costes y gastos y que muestran en tiempo real en qué se invierte el tiempo, facilitando el análisis y promoviendo la transparencia. Además, en el ámbito de legal analytics, se comienza a aplicar la IA para la elaboración de análisis legales y regulatorios a partir de los datos.

Sobre la inteligencia colectiva, el análisis explica que, entre otras, las tecnologías están haciendo que, a través de la colaboración, los profesionales legales puedan administrar sus proyectos, recursos, clientes y sus relaciones de forma sencilla desde un único lugar que administra todo el flujo de trabajo, además de desarrollar nuevos contactos y oportunidades de negocio. La gestión del conocimiento es la clave de la inteligencia colectiva, y es que cada vez son más los sistemas que existen para compartir conocimiento entre profesionales y desarrollar el trabajo de forma colaborativa a través de la IA. Hay incluso plataformas que predicen los resultados de las reclamaciones utilizando machine learning para ahorrar, analizar las decisiones de los tribunales y proporcionar información.

En el capítulo de la conocida como gig economy, se potencia el talento digital de la economía colaborativa del sector jurídico con plataformas digitales de acceso directo entre particulares y expertos legales. Aparecen los directorios online en los que los profesionales ofrecen sus servicios y otras herramientas que permiten al usuario contratar puntualmente abogados especialistas para dirigir proyectos y lograr los objetivos de la empresa. Se están impulsando las plataformas de comunicación directa entre empresas y profesionales para facilitar la contratación sin intermediarios.

El digital selling se está desarrollando para unir a despachos y clientes marketplaces inteligentes que combinan a proveedores y consumidores de servicios legales. Buscadores que utilizan algoritmos para ofrecer información sobre temas legales concretos y aplicaciones que utilizan la IA para calificar las consultas de los consumidores y dirigirlas al proveedor apropiado.

No menor importancia tienen los chatbots para servicios jurídicos bajo demanda. Las nuevas tecnologías y la innovación han hecho posible la prestación de servicios legales online dirigida a pymes e individuos con un servicio personalizado. Aparecen plataformas digitales para crear y almacenar documentos legales como testamentos, documentos de derecho de familia y otros. Para la resolución de disputas, el entorno online presenta plataformas que permiten realizar reclamaciones desde cualquier lugar. Los chatbots también ofrecen soluciones ante problemas redirigiendo cada caso a los recursos jurídicos.

Fuente: Periódico Digital El Economista

8 tendencias emergentes de la revolución digital en el campo de la abogacía a tener en cuenta

El reto está en identificar las oportunidades de negocio, las amenazas y los nuevos nichos de mercado que están surgiendo del fenómeno «LegalTech».El sector jurídico...

Mitos y realidades en la protección jurídica del software

El software se ha convertido en una pieza fundamental de nuestro entorno tecnológico, lo que explica que venga siendo objeto de atención creciente en el tráfico...