¿Qué es el despido improcedente?

  Tiempo de lectura:

El despido improcedente no lo encontramos en los Estatutos de los trabajadores, se hace referencia al mismo pero no lo conceptualiza.  Es el juez quien, determinará y declarará la procedencia o improcedencia de un despido.

El despido procedente puede basarse en una causa objetiva o disciplinaria, dependiendo del motivo que lo produzca. Ahora bien, el trabajador puede impugnar dicho despido solicitando que se declare la improcedencia o la nulidad del mismo.

También cabe la posibilidad de que la declaración de improcedencia pueda realizarse de dos formas: La primera, cuando la propia empresa haya calificado el despido como improcedente, en cuyo caso solo cabe la indemnización. En tales casos, la propia empresa, a sabiendas de que no existen causas para despedir a un trabajador, reconoce la improcedencia del despido en la carta de despido. No es lo más habitual, ya que se podrían consideran casos excepcionales, sin embargo, hay que advertir que ocurren. La segunda, que el trabajador solicite al juez la declaración de improcedencia, que en el caso de calificarse como tal, el empresario puede optar por restituir al trabajador a su puesto de trabajo o abonar la indemnización correspondiente.

El juez calificará el despido señalando si cabe la improcedencia o nulidad, otorgando al trabajador su petición; o bien la procedencia, en cuyo caso dará la razón a la empresa. Por tanto, el juez, para llegar a una decisión, ha de analizar casuísticamente si existe o no causa que justifique el despido, o si la empresa ha seguido el procedimiento de despido correspondiente, ya que de lo contrario el despido se ha de declarar improcedente.

En cualquiera de los casos, al declararse la improcedencia del despido, el trabajador tiene derecho a percibir una indemnización, que se calcula por tramos. No obstante, el art. 36 de los Estatutos de los trabajadores señala que una vez dictada la sentencia, el empresario tiene 5 días desde la notificación de la misma para optar, bien por la readmisión del trabajador, bien por el abono de una indemnización que producirá la extinción del contrato de trabajo desde la fecha del cese efectivo del trabajo.

Equipo MilContratos.com

El pacto de permanencia en los contratos laborales

Consiste en el acuerdo realizado entre el empleador y el trabajador, obligándose éste último a no extinguir la relación laboral durante un determinado periodo de tiempo....

Leasing/Renting alternativas a la financiación tradicional

En la sociedad actual la falta de liquidez y disponibilidad de fondos ya no es un impedimento para la adquisición de los bienes que necesitamos, especialmente...