Tecnologías

El desarrollo de la mediación en el entorno digital

El desarrollo de la mediación en el entorno digital

La incidencia que tiene el uso de las nuevas tecnologías aplicadas a la resolución de conflictos no puede negarse ni mucho menos minimizarse; sin embargo, las diferencias entre un proceso presencial (ADR) y uno virtual (ODR) son notorias.

Para mediar online la plataforma ha de cumplir con los requisitos legales y con los principios de la mediación.

Necesitamos evitar suplantación de identidad y a la vez garantizar la confidencialidad.

No se puede mediar online por e-mail. Uno o veinte e-mails o mensajes de WhatsApp no convierten a un proceso de resolución de conflictos en mediación online porque no podemos evitar la suplantación de identidad y además porque ponemos en riesgo la confidencialidad, privacidad y seguridad.

No podemos mediar online con plataformas de videoconferencia como ZOOM o SKYPE porque no garantizan la seguridad y privacidad de las comunicaciones comprometiendo a la confidencialidad.

La errónea asimilación que se hace de la mediación electrónica como un ODR puede y debe evitarse.

Hemos de ser claros y evitar confundir a los usuarios y a los profesionales, porque necesitamos crear confianza en la mediación online.

¿Qué es la mediación electrónica?

De acuerdo a nuestra Ley 5/2012, la mediación electrónica es, «Un proceso que se realiza total o parcialmente por medios electrónicos, de forma más o menos simplificada, con la intervención de un tercero que ayuda a las partes que intentan alcanzar por sí mismas un acuerdo, en el que siempre se ha de garantizar la identidad de los participantes y el respeto a los principios de la mediación previstos en la ley».

  • Seguridad, privacidad, confidencialidad y garantía de identidad de las partes: en la Mediación Electrónica es fundamental evitar la suplantación de identidad, puesto que la garantía de identidad de los intervinientes en el proceso de mediación viene impuesta por ley (Ley 5/2012 art.24.1).

La videoconferencia https es la única herramienta tecnológica que evita la suplantación de identidad de las partes indispensable no solo para cumplir con los requisitos legales sino también porque es la única herramienta tecnológica que permite desarrollar en el proceso de mediación «el diálogo y la creatividad» conforme los concibiera David Bohm.

¿Qué son los Online Dispute Resolution (ODR)?

Los ODR son, «Un conjunto de metodologías a través de las cuales se puede resolver un conflicto mediante el uso de la tecnología de la información y la comunicación (TICs) que, de esta forma, se incorpora como «cuarta parte» a los modelos tradicionales tripartitos de resolución de conflictos.»

  • Seguridad, privacidad, confidencialidad y garantía de identidad de las partes: no todos los ODR necesitan comunicaciones seguras, privadas y confidenciales. Las comunicaciones seguras, privadas y confidenciales solo serán indispensables cuando así lo exijan las partes del conflicto o la ley.

No menos cierto es que hoy en día las comunicaciones en Internet son seguras, privadas y confidenciales porque el 90% son (o pueden ser) encriptadas y utilizan Servidores Seguros (https); los ODR utilizan indistinta conjunta o separadamente el e-mail, un chat, un envío de fichero, un SMS, un WhatsApp, una Videoconferencia, etc., es decir, son el resultado de la sumatoria: metodologías de resolución de conflictos más cualquier herramienta de Internet que nos permita solucionar un conflicto.

Le asiste razón a Ethan Katsh al decir « […] hemos descuidado el diseño de sistemas por abordar las disputas que pudieran surgir», sin embargo, estamos a tiempo de corregir el rumbo.

Los e-mediadores deben ser especialmente sensibles, tanto respecto a las nuevas posibilidades de las herramientas tecnológicas empleadas, como a las consecuencias jurídicas que dicho uso conlleva.

El entorno digital presenta múltiples desafíos para el e-mediador, además de saber cómo sobrellevar incidencias durante la práctica de la mediación online (problemas de conectividad, superar el desconocimiento de la plataforma de los clientes, etc.) debemos sumarle la «frialdad»  y «déficit»  en áreas como la interpretación del lenguaje no verbal o la gestión emocional, la formación de calidad del e-mediador es esencial.


En MilContratos.com te ofrecemos estos documentos legales:

 Contrato de confidencialidad con pacto de no competencia (Acuerdo de confidencialidad empresarial)

 Acuerdo de confidencialidad laboral

 Política de privacidad