Tecnologías

Fotos de menores en Redes Sociales

Fotos de menores en Redes Sociales

Aparentemente, no plantea ningún problema que los progenitores publiquen en su cuenta de Facebook, por ejemplo, imágenes en las que aparecen con sus hijos. No obstante, este acto aparentemente inofensivo, puede causar grandes perjuicios al menor. 

Pongámonos en el supuesto de que una ex pareja, con un hijo en común, tengan una mala relación entre sí. Imaginemos que la madre, Silvia, quiere publicar una fotografía en sus redes sociales en la que aparece su hijo menor de catorce años, Hugo, y no sabe si debe o no preguntárselo al padre de su hijo en común, Sergio, ya que ello le resultaría incómodo.

¿Debería Silvia consultar a Sergio su deseo de publicar la fotografía de Hugo, o podría hacerlo directamente ella como madre de Hugo que es?

Distintas sentencias han resuelto esta cuestión argumentando, como criterio general, que sí es necesario el consentimiento de los dos progenitores para llevar a cabo la publicación de fotos de su hijo común y menor de 14 años (o con la capacidad modificada judicialmente) en las redes sociales, por lo que Silvia necesitaría contar con el consentimiento de Sergio para poder publicar la fotografía mencionada.

Frente a esta norma general, se ha llegado a decir que el consentimiento de los dos progenitores, no resultaría necesario cuando el modo en el que se publicase la fotografía fuera restringido y su alcance estuviese limitado. Por ello, si Silvia solamente permitiera el acceso a dicha fotografía en Facebook a los familiares que también aparecen en la misma, no habría problema ninguno.

Sea como sea, las circunstancias del caso concreto serán las que revelarán la procedencia o no de la publicación.

¿Qué pasaría si Silvia no obtuviese el consentimiento de Sergio?

Ante tal situación, Silvia debería acudir a la vía judicial. El Juez, escucharía a los dos progenitores y al menor, si fuese mayor de doce años, procediendo, acto seguido, a conceder la facultad de decidir sobre el asunto en cuestión a Silvia o a Sergio.

¿Qué ocurre cuando los dos progenitores prestan su consentimiento pero la imagen no es adecuada?

Ante dicha circunstancia, el interés superior del menor prevalecerá sobre cualquier otro. Por ello, la imagen no deberá dañar los intereses del hijo en común, su honra o reputación y en ningún caso deberá producirse una sobreexposición de éste en Internet.