Tecnologías

Roaming: usar el móvil en la Unión Europea

Roaming: usar el móvil en la UE

Si viajas desde tu país de residencia a otro país de la UE no tienes que pagar recargos adicionales por usar tu teléfono móvil. Esto se conoce como "itinerancia o roaming sin recargos" o "itinerancia como en casa".

Las llamadas (a móviles y a fijos), los mensajes de texto (SMS) y los servicios de datos se cobran con las mismas tarifas que se aplican a las llamadas, mensajes y datos en tu país de residencia.

Lo mismo ocurre con las llamadas o mensajes de texto que recibas mientras estés en el extranjero: no tendrás que pagar ningún coste adicional por recibir llamadas en roaming, aunque la persona que te llame utilice otro operador de telefonía móvil.

¿Qué es el roaming?

El roaming o itinerancia es el servicio que te permite utilizar el móvil cuando viajas temporalmente fuera del país donde vives habitualmente o donde tienes vínculos estables (trabajo, estudio, etc.). Así pues, para que se considere que estás en itinerancia, debes pasar más tiempo o utilizar más tu teléfono móvil en ese país que en el extranjero y de ese modo te cobrarán las tarifas nacionales en las llamadas, los mensajes y los datos en la UE. Esto es lo que se considera una "utilización razonable de los servicios de roaming".

Siempre que cruces una frontera dentro de la UE, deberías recibir un mensaje de texto de tu operador para informarte de que te encuentras en itinerancia y recordarte su política de utilización razonable.

Política de utilización razonable :¿tengo un límite de datos?

Los operadores de telefonía móvil pueden aplicar la "política de utilización razonable" para garantizar que todos los clientes tengan acceso y puedan beneficiarse de las normas de la "itinerancia como en casa" (servicios de roaming con tarifa nacional, sin recargos) cuando viajen dentro de la UE. Eso significa que tu operador puede aplicar mecanismos de control justos, razonables y proporcionados para evitar el uso abusivo de estas normas.

Cuando estás en roaming, no hay ninguna restricción de volumen para las llamadas de voz y los mensajes de texto (SMS). Las llamadas o mensajes que no se incluyan en tu contrato se cobrarán con las mismas tarifas que en tu país de origen. No obstante, sí hay normas y límites aplicables al volumen de datos que se puede facturar a precios nacionales. Los límites dependen del tipo de contrato.

En algunos casos específicos (ver más abajo), es posible que tengas que abonar un recargo por itinerancia de datos igual al límite máximo de las tarifas mayoristas de datos a escala de la UE (3,50 €/GB de datos en 2020 + IVA).

Tengo una tarjeta prepago

Si tienes una tarjeta prepago (pagas por anticipado para utilizar tu móvil) puedes utilizar el móvil en otros países de la UE sin recargos. Sin embargo, si pagas por unidad y el precio unitario nacional por unidad de datos es inferior a 3,50 € por GB, tu operador puede aplicar un límite al roaming de datos.

Si tu operador aplica un límite al volumen de datos, ese límite debe ser como mínimo equivalente al volumen obtenido dividiendo entre 3,50 € el crédito restante en tu tarjeta prepago cuando empieces a utilizar los servicios de itinerancia de datos. Obtendrás el mismo volumen de datos en roaming que hayas pagado por adelantado. Naturalmente, puedes aumentar tu crédito mientras estés de viaje.

Mi contrato incluye datos ilimitados

Si tienes un contrato de telefonía móvil con una tarifa mensual fija que incluye un paquete con datos ilimitados, tu operador debe darte un gran volumen de datos en roaming. La cantidad exacta dependerá de cuánto pagas por tu contrato. No obstante, el volumen de datos debe ser, como mínimo, el doble de la cantidad que se obtiene dividiendo el precio de tu contrato de telefonía móvil (sin IVA) entre el límite máximo de los precios mayoristas de los datos en roaming (3,50 € en 2020).

El operador debe comunicarte de cuántos datos dispones con los servicios de roaming. Si superas ese volumen en itinerancia, te cobrará un recargo. No obstante, este recargo no podrá ser superior al límite máximo del precio mayorista (3,50 €/GB + IVA en 2020).

Otros contratos

Los operadores también pueden ofrecer contratos sin servicios de roaming o contratos alternativos diseñados específicamente para el roaming con tarifas que quedan fuera del ámbito de la normativa de la UE (por ejemplo, en caso de utilizar esos servicios fuera de la UE). No obstante, el cliente debe elegir específicamente este tipo de opciones.

Control del uso del roaming

De acuerdo con su política de utilización razonable, los operadores pueden controlar y comprobar tu actividad de roaming en los últimos cuatro meses. Si, durante ese periodo, has pasado más tiempo en el extranjero que en tu país Y el uso de los servicios de roaming supera el de los nacionales, tu operador puede ponerse en contacto contigo y pedirte que aclares tu situación. Tienes catorce días para hacerlo.

Si sigues pasando más tiempo en el extranjero que en tu país y tu consumo en roaming sigue superando al nacional, el operador puede empezar a cobrarte un recargo por el uso de servicios de roaming. Los recargos (IVA no incluido) tienen los siguientes límites:

  • 0,032 € por minuto de llamada de voz efectuada
  • 0,01 € por SMS
  • 3,50 € por GB de datos (límite en 2020)

Roaming en el caso de los trabajadores fronterizos

Si trabajas en un país de la UE y vives en otro diferente, puedes elegir un operador de telefonía móvil de uno de los dos países y utilizar una tarjeta SIM del país donde vives o del país donde trabajas. Se aplicará la política de utilización razonable: mientras te conectes al menos una vez al día a la red de tu operador nacional, contará como un día de presencia en el país donde tienes el contrato (aunque vayas al otro país ese mismo día).

¿Puedo utilizar los servicios de roaming en los viajes por barco o avión?

Tampoco deben cobrarte un recargo por utilizar el teléfono móvil cuando viajes en barco o avión, siempre que te conectes a una red móvil terrestre. Si los servicios móviles se prestan por satélite, dejan de aplicarse las normas de la UE y deberás abonar el coste de los servicios de roaming no regulados (sin límites de precios).

El roaming fuera de la UE

El roaming (sobre todo de datos) fuera de la UE puede salir muy caro. Para evitar facturas excesivas, antes de viajar consulta las tarifas que aplica tu operador fuera de la UE.

En caso de problemas: tus derechos como consumidor

Si crees que tu proveedor de servicios no ha respetado tus derechos, ponte en contacto con tu operador y utiliza el procedimiento de reclamación existente.

Si no quedas satisfecho con su respuesta, puedes contactar con el organismo nacional de reglamentación competente de tu país —por lo general, la autoridad nacional reguladora de las telecomunicaciones—, que tramitará tu caso.


En MilContratos.com ponemos a tu disposición el siguiente documento legal:

 Solicitud de devolución por recargos aplicados por roaming