Todo sobre el contrato de outsourcing: concepto, supuestos y consejos

  Tiempo de lectura:

Un contrato de outsourcing es tan necesario como el servicio que se ofrece. El contenido del contrato debe ser completamente claro con respecto al servicio ofrecido, el alcance del mismo y demás datos de vital importancia para todas las partes involucradas.

¿Qué es un contrato de outsourcing?

Un contrato de outsourcing es un documento en donde se plasman las condiciones, las responsabilidades, condiciones de pago y demás aspectos legales, que implica la prestación de servicios que la empresa de outsourcing va a proveer. Es en este contrato en donde se determina las tareas, los plazos y personal que participará en la prestación del servicio, entre otros datos.

En la práctica, el contrato de outsourcing es un contrato de prestación de servicios. Por tal motivo, es importante que el mismo esté estructurado de una forma clara y con una terminología adecuada. Hay que recordar que este contrato es el medio con el cual se regulariza a una empresa externa que proveerá diferentes servicios.

Aspectos claves que deben estar presentes en un contrato de outsourcing

Personal que proveerá el servicio

Uno de los aspectos más importantes que deben quedar claramente expuestos en un contrato de outsourcing es lo relativo al personal que proveerá el servicio solicitado. De igual forma, también se debe definir de forma clara y concisa las tareas y alcance de responsabilidades de los mismos. Deben especificarse los recursos, tanto de índole tecnológico como financieros y físicos, que se traspasarán a la empresa de outsourcing.

Términos del acuerdo

El contrato de outsourcing debe plasmar de forma clara cuáles son los términos para la prestación de servicio. En este apartado se debe definir el tipo de servicio a prestar, así como también la duración del mismo. De igual forma, debe constar la propiedad intelectual, la gestión de servicio y las penalizaciones en caso de incumplimiento por alguna de las partes involucradas.

Términos del pago

En este apartado se debe precisar los términos del pago y los plazos en que los mismos deberán ejecutarse. Hay que entender por términos de pago, tanto si se trata de un pago fijo, mixto o variable, así como también opciones de descuentos en determinadas circunstancias y demás. En este mismo sentido, se debe especificar los cálculos para dichos pagos.

Definir el alcance del servicio

Es importante que en el contrato se defina el alcance del servicio que se va a prestar. Deben especificarse las responsabilidades en cuanto a mantenimiento, procesos y desarrollo, así como los diferentes procedimientos que se pueden poner en práctica para la prestación del servicio.

Cancelación del contrato

El contrato debe incluir una cláusula en la que se expliquen los diferentes mecanismos a los que ambas partes pueden recurrir para la anulación o cancelación. Aspectos como plazos para la cancelación del servicio o la no renovación del mismo, deben ser plasmados para su uso, llegado el caso.

Un contrato de outsourcing es, sin lugar a dudas, uno de los documentos de carácter legal más relevantes para este tipo de empresas. Se trata de una regulación legal que protege a ambas partes ante posibles desencuentros o problemas.

Por último, es importante asesorarse con un profesional, para la creación de un documento fácil de entender, pero al mismo tiempo claro y conciso. El contrato será la garantía respecto del alcance, responsabilidades, términos y demás aspectos del servicio prestado.

Equipo MilContratos.com

¿Cuándo hay que firmar un acuerdo de confidencialidad?

Un acuerdo o un convenio de confidencialidad es un contrato que se puede firmar entre empresas, socios, empleados y empleadores, con el objetivo de preservar información...

Compraventa de una vivienda con un comprador no residente

La compra de una vivienda en España por parte de una persona extranjera no tiene ninguna clase de restricción, tanto el español como el extranjero gozan...